¿Qué es el Wabi Sabi?

 

Todo el mundo conoce en mayor o menor medida el Feng shui chino y sus técnicas energéticas, pero muy pocos conocen el Wabi-sabi, un arte milenario Japonés que equivale a los ideales griegos de belleza y perfección que tenemos en occidente, y que va un paso más allá, pues nos ayuda a conseguir la belleza, la armonía y la felicidad en el hogar recurriendo a la sencillez.

Algunas de las artes japonesas que ejemplifican la estética Wabi-sabi, son la ceremonia del té, Ikebana (arreglos florales), jardines Zen, Shodo (caligrafía japonesa), haikus (poemas) o la alfarería japonesa.

El Wabi Sabi se fundamenta en tres pilares: nada dura, nada es completo y nada es perfecto.

Todo está en un continuo cambio y comprender esto podría ayudarnos a ser más felices y aceptar las imperfecciones propias y de lo que nos rodea.

En el mundo de la decoración, el Wabi Sabi se centra en los objetos naturales o realizados por la mano del hombre, y destaca la belleza o serenidad que aparece con la edad, cuando la vida del objeto se evidencia en su pátina y desgaste. En definitiva objetos que tienen alma propia.

El estilo Wabi-sabi está apareciendo en la decoración occidental y se caracteriza por:

Minimalismo. Pero no tan estricto como el estilo minimalista al que estamos acostumbrado, ya que se pretende conseguir ambientes cálidos y acogedores.

Elementos naturales. Se utilizan elementos como la piedra, madera, tierra, agua, las hojas,…

Formas simples. Se decanta por las formas simples para no cargar los espacios.

Sencillez. El wabi- sabi además de un estilo de decoración es un modo de vida por lo que implica una mirada educada que sepa apreciar la sencillez, asimetría, y minimalismo de un objeto. Se basa en espacios llenos de recuerdos, con objetos que dejen ver el paso del tiempo, llenos de vida y personalidad.

¿Cómo hacer de tu casa un hogar Wabi – sabi?

Armonía y Silencio. En la medida de lo posible, trata de aislar tu casa del ruido humano con alfombras, buenas ventanas, minimizando el ruido de electrodomésticos, etc. El silencio es una invitación al equilibrio y la armonía.

Asimetría. Alejarnos de la simetría nos aportará un ambiente informal y no planificado, que puede resultar muy cómodo y acogedor.

Espacio para relajarte. Regálate un rincón especial para leer, escuchar música, relajarte y dedicarte tiempo de calidad.

No acumules y mantén el orden. Tener lugares para almacenar las cosas puede ayudar a conservar el espacio limpio y equilibrado. También es importante saber qué comprar y qué no, y tirar lo que no usemos.

Aprecia lo imperfecto: Valora la magia de esas pequeñas imperfecciones de las cosas antiguas y que tanto aprecias. Intégralas a tu espacio armonizándolas con tu entorno.
La naturaleza en tu casa. Los arreglos florales en honor a la estación son esenciales en el Wabi-sabi. Inspírate en los colores otoñales, de la primavera,… imprégnate de su serena belleza.

Con tus propias manos. Aunque consideres que no tienes mucha destreza manual, siempre habrá algo que puedas hacer. Nada se puede comparar al placer de contemplar una obra de arte que pintaste o acurrucarte en una manta que tú mismo tejiste, además de la calma y concentración que te aporta el hecho de realizarlas.

Un hogar con alma. Las fotos familiares, los dibujos hechos por tus hijos, el jarrón de tu abuela, los objetos importan por los recuerdos que evocan y son los que le dan alma a tu hogar.

Centro de preferencias de privacidad

Obligatorias

Estas cookies son necesarias para poder navegar, de una forma básica, por la web. No recogen ningún tipo de información de carácter personal, solo hábitos de navegación.

gdpr

Otras

Estas cookies pueden ser prescindibles a la hora de navegar por la web. No obstante, el no permitir su uso puede ocasionar restricciones en algunas funcionalidades.

_ga, _gat, _gid

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?